CROMASCOPIOS – Eventos de transmisión y anulación

Gustavo Artigas

-

Cromascopios

Eventos de transmisión y anulación

 

“Entonces, todos se darán cuenta que bajo nuestras epidermis no serpentea el color pardo, sino que brilla el amarillo, que el rojo flamea, y que el verde,

el azul y el violeta danzan bajo ella, voluptuosos y acariciadores.

¿Cómo se puede seguir viendo rosado un rostro humano, mientras que nuestra vida se ha desdoblado innegablemente en el noctambulismo?”

 

La pintura futurista. Manifiesto técnico, 1910

Cromascopios. Eventos de transmisión y anulación es un proyecto de Gustavo Artigas sobre el diferencial óptico del espectro RGB (por sus siglas en inglés, Red, Green, Blue) y su incidencia ampliada a contextos, superficies, materiales y espacios susceptibles a la experimentación cromática y lumínica. Esta investigación denota las preocupaciones recurrentes en el trabajo que el artista ha venido realizando desde 2007 ya que por un lado, están presentes las nociones de color, forma, espacio y su constructo cultural religado a la tradición visual de Occidente y por otro, los problemas fenomenológicos de la representación de la luz, su dispersión y refracción, desplegados en una prosecución de cambios visibles, en donde un objeto o imagen puede desaparecer ante nuestros ojos o multiplicarse al infinito a partir de la refracción de la luz, que inciden directamente en la manera que percibimos tanto un soporte material, como un lugar concreto.

 

Artigas propone varias líneas de trabajo que se despliegan en el espacio de exposición haciendo uso de medios y soportes como la pintura, la escultura, la instalación y la fotografía. En todos ellos, el parámetro RGB es representado, manipulado, incidido, anulado y resignificado en tanto que nos conduce a una idea fundamental: los diferenciales dados por la incidencia de la luz sobre un cuerpo o una imagen abstractos nos remitirán a la sensación de ser y estar suspendidos al interior de una atmósfera que nos seduce porque nos invita a olvidarnos del tiempo.

 

En 1939, Guillermo González Camarena inventó el adaptador cromoscópico para televisión. Un sistema de captación y reproducción de imágenes basado en el espectro RGB,  el cual mide y crea cualidades de color a partir de la descomposición tonal del color-luz ante sus propios colores complementarios y/o equivalentes, en dicho invento se basa la segunda parte de la exposición, la cual también alude al fin de la era de la televisión como fue concebida en la primera mitad del siglo XX.

 

De los vestigios de esta desaparición “forzada” pueden resultar nuevas configuraciones formales y es lo que Artigas explora en la escultura que da título a la exposición: una suerte de objeto abstracto de acrílico rojo verde y azul, incidido por el mismo espectro RGB. Y es aquí donde cobra sentido el epígrafe al inicio de este texto, argumento de los futuristas en su manifiesto técnico sobre la pintura: Entonces, todos se darán cuenta que bajo nuestras epidermis no serpentea el color pardo, sino que brilla el amarillo, que el rojo flamea, y que el verde, el azul y el violeta danzan bajo ella, voluptuosos y acariciadores.

 

Cromascopios es el juego dialógico de anular y provocar ciertas sensaciones a través de cambios controlados en la transmisión de un espectro lumínico, y su dispersión-refracción sobre diversos contextos materiales y espaciales; terminará por invocar series de atmósferas y respuestas óptico-fisiológicas que pondrán en duda nuestra percepción del espacio y del tiempo y  por ende, de nuestra propia existencia.

 

 

 

A.R.